E

El boom de la harina de café

El café no es ajeno al boom de los panificados que se vive en esta pandemia. La harina de café es el último grito alimentario: se produce al moler finísimo la fruta del café que se desecha al momento de separar la semilla y, más que una harina tradicional, es un saborizante natural para las comidas. A la venta en dietéticas, la harina de café es un éxito entre nutricionistas, cocineros y blogueros de comida y se usa como ingrediente para condimentar platos o bebidas y como polvo para hornear. También es una gran oportunidad de negocio para los países productores de café (generalmente, los más pobres del mundo) porque es un alimento que se obtiene de aquello que se tira. ¿Qué gusto tiene? A pesar de que proviene de una fruta no es dulce. Quienes la consumen periódicamente dicen que es algo ácida, agria y amarga. Sin azúcares ni grasas, la harina de café es un gol: tiene más hierro que la espinaca, más proteína que el kale, más potasio que una banana y más fibra que la harina de trigo integral.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.