El consumo de café se desploma en el mundo. Por primera vez en una década, baja el consumo mundial de nuestra infusión favorita y eso por la pandemia de coronavirus, la cuarentena y el teletrabajo. Los cierres de cafeterías y restaurantes, que representan alrededor del 25 por ciento de la demanda de café, fueron devastadores: la empresa de investigación Marex Spectron estima que en todo el mundo más del 95 por ciento del mercado de café para consumo fuera del hogar cerró en algún momento durante la pandemia. Es otro aspecto cruel del coronavirus, que empuja a creer que ni siquiera el simple placer de beber un latte en una cafetería es seguro. Es que las economías están reabriendo pero los consumidores dudan al momento de volver a frecuentar cafeterías por miedo al contagio. En los Estados Unidos, Dunkin’ Donuts, una de las grandes despachantes de café, perdió gran parte de la clientela que compraba desayunos en sus tiendas mientras que Starbucks está reestructurando su modelo, lanzando un formato de entrega, sin las mesas y las sillas que convertían a sus tiendas en puntos de encuentro. La Organización Internacional del Café dio la alerta: más de 125 millones de personas en el mundo viven del cultivo del café, que espera en bolsas que vuelvan los bebedores.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.