¿El peor momento? A la mañana

latte-art-reloj
Malas noticias para los mañaneros: ahora dicen que el peor momento para tomar café es… bien temprano. Si se tiene en cuenta el ritmo circadiano de 24 horas, el punto más alto de producción de cortisol, la hormona que regula el reloj interno, se encuentra entre las 8 y las 9 de la mañana. En este momento, la hormona produce un estado de alerta mayor en el organismo. Esto hace que no sea útil tomar café inmediatamente después de haberse levantado. De hecho, si se tiene en cuenta que los niveles de cortisol tienden a ir disminuyendo según van pasando las horas del día, sería mucho más efectivo tomarlo dos o tres horas después de levantarse, de modo de aprovechar sus cualidades y beneficios estimulantes. Si se consume café cuando los niveles de cortisol son elevados, la cafeína puede interferir con la producción de la hormona, haciendo que se produzca en menor cantidad. Con el tiempo se desarrollará una tolerancia a la cafeína y su efecto sustituirá el impulso que se obtiene por el cortisol. Conclusión: es mejor tomar café por la tarde. Pero tomar café, siempre.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.