Y

Yo odio Internet, ¿y usted?

Internet: un sitio maravilloso donde se puede negar el cambio climático, malinterpretar la Biblia y criticar la teoría de la evolución de Darwin (o afirmar que la Tierra es plana, agrego yo). Internet, ese lugar donde cualquiera de nosotros escupe sus opiniones sobre todos los temas posibles, es la protagonista de Odio Internet, la gran novela americana de esta época: recién publicada acá, es un torrente de respuestas posibles a las preguntas importantes de hoy. ¿Por qué vivimos esclavizados por nuestros teléfonos? ¿Por qué aplaudimos a los dueños de las empresas tecnológicas que hacen fortunas a expensas de nosotros? ¿Por qué les entregamos nuestro dinero y les regalamos nuestra propiedad intelectual? En fin: un gigantesco no me gusta.

Vivimos en una era en la que se opina de todo y de todos (y la opinión sobre otras personas comparte una bromatología emocional con la cloaca de un manicomio).

 

“Es un libro muy confuso con un protagonista que nunca aparece”, avisa en la página 24 su autor, un escritor estadounidense de origen turco llamado Jarett Kobek, al que algunos definieron como “el Houellebecq norteamericano” porque destripa todas las vacas sagradas de hoy: “La trama del libro, como la vida, gira en torno a nada y trata de sufrimientos emocionales que no tienen sentido”. Pero aunque sí es una novela muy confusa que carece de intriga y que parece estar compuesta por una serie de tuits (“una mala novela, una lección moral sobre Internet”, insiste Kobek dos páginas más adelante), es posible identificar una trama. Se trata de Adeline, una ilustradora estadounidense de mediana edad que comete el único pecado imperdonable del siglo XXI: dice algo muy polémico en una clase con alumnos y se olvida de que cualquiera puede estar grabándola. Lo que sigue es un derrotero por las consecuencias de los dichos y los actos en una era en la que se opina de todo y de todos (y la opinión sobre otras personas comparte una bromatología emocional con la cloaca de un manicomio). En su concepción, Odio Internet fue autoeditada por su autor pero al poco tiempo se transformó en un pequeño fenómeno editorial: traducida a siete idiomas y celebrada por escritores y críticos, describe esta época como American Psycho describió el yuppismo de los 80, la década del cinismo conservador y las montañitas de cocaína.

Repleto de innumerables citas a la cultura contemporánea, desde el Ulises de James Joyce hasta los superhéroes de Marvel, el libro de Kobek comparte con el objeto de su odio una narrativa atolondrada, casi una catarsis. “¿Qué estás pensando?”, pregunta Facebook y sea en la red social, la literatura o la vida misma, la respuesta será una catarata de pensamientos, opiniones, rumores, noticias falsas o insultos: una broma infinita.

Publicado en La Nación

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.