S

Stieg Larsson: ¿lo mató el café?

coffee-break-web2Es el éxito literario más apabullante de los últimos años: con sus tres libros, la saga de Millennium vendió millones de ejemplares y cualquiera que haya leído las novelas habrá comprobado que se beben hectolitros de café. En septiembre, acá se decía: “Se sabe que el sommelier de cafe ® es sueco adherente y, en esta historia posmoderna de suspense periodístico con profusión de marcas (los muebles de Ikea o los autos Volvo son personajes casi secundarios),  no podía faltar una máquina deluxe...” Hablaba de una Jura Impressa X7, la cafetera que se compra Lisbeth Salander. Pero con el éxito del libro, las páginas de sucesos cubrieron la triste historia de su autor, Stieg Larsson, que murió de un infarto antes de ver su obra publicada. Ahora, estalla la polémica: ¿lo mató el café?

 

Cafetero compulsivo. Murió antes de ver publicada su obra.
Cafetero compulsivo. Murió antes de ver publicada su obra.

Hace unos días, en la reseña publicada en el New York Times sobre La reina en el palacio de las corrientes de aire (el tercer volumen de la saga), el crítico David Kamp destaca “la patológica manera de beber café de los personajes”. Y sugiere, con un tono irónico no del todo logrado, que a Larsson “lo mató la bebida” (no etílica, claro). Nomás publicada la nota, un aluvión de cartas de lectores dieron su opinión, más que nada cuestionando el desconocimiento de Kamp sobre las costumbres nórdicas, que ponen a Suecia, Noruega y Finlandia al tope de los bebedores en el mundo, con unos 15 kilos de café por habitante por año. La discusión completa, acá.
| El café que se toma en Millennium

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.