C

Café de maní… sin cáscara

Lo que viene: el café de maní. Un inventor estadounidense creó un sucedáneo del café para el hipotético caso de que el mundo se quede sin su infusión favorita. En Suffolk, Virginia, el emprendedor James Harrell dio con su eureka: una sustancia seca y granulosa que a simple vista parece café instantáneo pero que, según su inventor, suma una fuente natural de proteínas, las del maní. Tiene otros beneficios: no tiene acidez, cuenta con un cuerpo muy ligero, no es diurético y está totalmente libre de cafeína (claro… ¡no es café!). Como en morfología el maní es similar al grano del cafeto, Harrell desarrolló una técnica para tostarlo y molerlo: al agregarle agua caliente aparece el café de maní que se suma a otros sucedáneos de la bebida, como la achicoria o la malta, que se bebieron en tiempos de escasez.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.