C

Ciudad libre de cápsulas

Nespresso, cápsulas usadas
Hamburgo se convirtió oficialmente en la primera ciudad del mundo en prohibir las cápsulas de café. El veto alcanza a todos los edificios gubernamentales y a todas las marcas. No es la única política ambiental del gobierno hamburgués, que es uno de los más ecologistas del planeta: la ciudad también va a suprimir la compra pública de materiales contaminantes, donde no sólo entran las cápsulas de café sino también el agua embotellada, los platos desechables o los productos de limpieza que contienen cloro. Y la administración cederá bicicletas a los funcionarios y ofrecerá suscripciones al transporte público. ¿Pero por qué se enfocan en el café? Según el gobierno, “las cápsulas de café requieren innecesarios recursos para su fabricación y generan excesivos desechos. No pueden reciclarse fácilmente porque mezclan plástico y aluminio. Son 6 gramos de café y 3 gramos de envoltorio. Es un derroche. Por eso en Hamburgo creemos que este producto no debe ser pagado con los impuestos de los ciudadanos”.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.