L

La cápsula, en el ojo de la tormenta

nespresso-capsulas
“George Clooney y John Malcovich no son los únicos que se pelean por un Nespresso estos días”, dice hoy el diario El País de España. Sucede que, finalmente y como se preveía, la multinacional suiza Nestlé demanda a la empresa yanqui Sara Lee y a un ex ejecutivo de Nespresso por la violación en la patente del diseño de la famosa cápsula. La guerra empezó en abril, cuando Sara Lee y la empresa Ethical Coffee (de un ex empleado de Nestlé) lanzaron cápsulas que funcionan en máquinas Nespresso. “Con miles de millones en juego, Nespresso ha demandado a sus rivales acusándolos de fabricar copias de las cápsulas originales a precios más baratos que violan la propiedad intelectual de Nestlé”, escribe El País. Los juicios podrían empezar el mes que viene, en París. Dijo Richard Girardot, consejero delegado de Nestlé: “La empresa ha invertido millones de euros en desarrollo e innovación de Nespresso durante muchos años. Así que cuando alguien sale con una mera copia del producto, tenemos que protegernos”. Contestó Jean-Paul Gaillard, que manejó Nespresso durante diez años y ahora se lanza con sus propias cápsulas biodegradables bajo la marca Ethical Coffee: “Lo que están haciendo es similar a lo que hacían Hewlett-Packard o Epson intentando prohibir los cartuchos genéricos. Intentan frenar las copias, pero nuestro producto no es una copia”. Los números son contundentes: según El País, las cápsulas suponen entre un 20 y un 40 por ciento de las ventas totales de café molido en Europa, que alcanzan a 13.000 millones de euros. Las ventas de Nespresso crecieron un 30% anual de promedio en los últimos diez años, desde que emprendió una agresiva campaña para convertir un producto de oficina en algo imprescindible entre los urbanitas chic. Con más de 200 tiendas por todo el mundo y la página web, Nespresso ya vendió más de 20.000 millones de cápsulas.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.