P

Para clásicos, un espresso clásico

Un clásico entre los clásicos: de todas las variedades de cápsulas Dolce Gusto, me quedo con Espresso. Presentado como “una bebida universal con un único, suave y equilibrado punto de amargor”, fue de los primeros en salir a la venta y su blend de café 100% arábica da un óptimo resultado en la taza. Sin sorpresas, tiene una intensidad de 5/11 (¡ya hablaremos más adelante de los verdaderamente intensos!) y se sirve en pocillos de 30 mililitros. Como las máquinas Dolce Gusto tienen hasta 15 bares de presión, la extracción queda perfecta, con un imponente nivel de crema y una bebida sedosa debajo. Según la descripción técnica, este Espresso tiene “un punto ligero de tostado, revitalizante, acompañado de notas afrutadas y un final de crema sedosa”. Y otro argumento a su favor: cada caja incluye dieciséis cápsulas a diferencia de las bebidas que llevan leche (ocho + ocho), lo cual vuelve más conveniente la erogación.

CategoriesSin categoría
Nicolás Artusi
Nicolás Artusi

Es periodista y sommelier de café. Trabaja en radio, prensa gráfica, televisión y online. Escribe libros largos y artículos cortos. Fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.